16.8.11

favorita > mujer con sombrero


Me gusta este cuadro porque me puedo imaginar cómo chocó con muchos mitos sobre la pintura que había en esa época. Lo encontraron horrible. Vomitivo. Y siendo ahora tan venerado, pienso que es muy extraño como cambian las cosas en el arte.
Es un cuadro al borde del colapso, para la época, y eso se debe a las ideas que tenía la gente sobre lo que era la pintura. Hoy lo veo desde mucho después de los expresionistas abstractos y digo, ¡tanto detalle! También pienso que Matisse dio varios saltos hacia la creación de una nueva manera de pintar. No sé si éste sea el cuadro más representativo del Fauvismo, pero es el que más me gusta.
Lo que veo en el cuadro:
Color: La sustitución de los colores clásicos por los puros es consistente en el cuadro. Hay dos tonos, los bastante puros, y, los apastelados. Hay colores que se contrastan puestos uno al lado del otro, y esta dupla se repite, por ejemplo el naranja del pelo y el verde de la piel al lado, se repiten en el cinturón de manera opuesta; están los rosas y azules que se repiten en el sombrero y el brazo. También hay dos áreas de azul oscuro que están en posiciones simétricas en el cuadro. Hay dos superficies naranjas que está en lugares opuestos de la diagonal que va de la izquierda arriba a la derecha abajo. Los colores están puestos en equilibrio geométrico.
Técnica: Sobre este tema el mismo Matisse cuenta que surgió de una solución para el Divisionismo que hacía ver las cosas muy homogéneas. La imagen se construye con superficies coloreadas, de manera plana. Se busca la intensidad del color, el tema no es importante.*
Creo que las cosas las construye con opuestos: áreas reconocibles y otras sólo deducibles: equilibrio de verosimilitud y abstracción logrado con brochazos de detalle y otros planos; la calma de la mirada contrasta con el caos que tiene en su cabeza.
La mano parece un animal, algo reptil, que seguro es un guante que su señora usaba, junto con el sombrero para ocasiones de fiesta. Eran la moda, pero a Matisse le tiene sin cuidado si parecen otra cosa.
Expresar su emoción y controlarla con la razón era la meta de Matisse y en este cuadro yo veo claramente ese equilibrio entre el caos y la razón.


* Jack D. Flam, 1984, Matisse on Art

2 comentarios:

  1. Si tuviera que buscar una relación entre este cuadro y mi investigación, lo primero que se me viene a la mente es el otro uso de la palabra fantástico: sensacional, magnífico, estupendo.
    Creo que también se podría argumentar que es fantástico en el sentido de que el uso del color es pura fantasía sin embargo creo que el uso del color no es suficiente, el tema también debe remitir a la dimensión fantástica. En este caso, es sólo un retrato de la burguesa señora Matisse.

    ResponderEliminar