15.6.11

obra en construcción - Fumadora 2, 5a sesión


Avances sobre este cuadro: Hay una aplicación de una veladura de blanco con algo de amarillo en el cuerpo y definición del fondo, los edificios en verde y naranja y el suelo en azul ultramar y blanco. Me parece que aún falta mucha definición de luces y sombras para que el cuerpo deje de estar recortado, y para dar volumen a la cara. El dibujo de modelo me ha ayudado a memorizar las luces y sombras del cuerpo, más o menos bien, pero aquí se ve claramente que la cara no está al mismo nivel. Me parece que tengo que buscar una manera de avanzar en el retrato de la cara que haré con ejercicios de copiado y autorretratos. El asunto de la boca de animal, distinto del humano, me sigue interesando como medio inequívoco para aludir al mundo del drama, la fantasía. La cabeza y pelo necesita resolución.
Pensando en el recorrido del cuadro, esa arbitraria lectura que según algunos se puede construir, me parece que es una espiral desde el cuerpo a los ojos, a las figuras de la ventana, la mano con el cigarro, el camino de la derecha, el pie izquierdo, el derecho, el mono mirón, las figuras que vienen por el camino de la izquierda, la luna lejana. Este aspecto de la composición, como modo de construcción me parece un obstáculo para una composición emocional. Y lo menciono precisamente para decir que no planeé el recorrido ni pensé en un horizonte en alguna fórmula de proporción áurea. Sospecho que este aspecto de la composición obedece a creencias o teorías de la composición de otro género de la pintura ya que el arte fantástico no siempre puede acotarse a leyes preestablecidas.
El fondo lo retomé de la idea que estaba esbozada inicialmente, pero la arquitectura tomó un giro hacia lo gaudiesco y acoje mejor a los demás seres del cuadro. Es influencia directa de ver tanta imagen del arte fantástico que he estado buscando en la red.
El asunto del humo que quedó muy empastado lo retomaré en una nueva capa que aproveche las texturas que ahora quedaron temporalmente aplanadas.
Hay que definir las maletas y me da mucha tentación convertirlas en libros de manera que en una segunda "lectura" este cuadro se trate de las mujeres que leen, a propósito de una discusión entre amigos sobre tipos de mujeres y lo que se puede esperar de las que leen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario