19.4.18

Sobre mi arte


Varios intentos de explicar algo que no tiene mucho sentido tratar de explicar con palabras. pero voy a intentarlo.

Lo que no puedo dejar de ver en mi arte, cuando pinto, lo que si no está me pone triste, enojada, y me hace sentir malinterpretada: un ser con emociones, un ser pensante. pero no es que tenga que ser realista, tiene que ser solo psicorealista. es realismo psicológico, es decir busco una verdadera u honesta representación de emociones. como cuando uno trata de explicar lo que siente pero este es un intento plástico, con dibujo. en la esperanza de que explique un estado de ánimo y con la ambición de que presente ideas. (al tratar de comprobar si es cierto lo que digo que hago cuando pinto, resulta que no lo es. y esto es muy confuso).
  • explicación para una amiga que no es artista: son personajes de una novela. hay cosas que puedes saber del personaje por la expresión del rostro, pero también por el entorno y los colores. sobretodo el cuadro trata de mostrar un estado psicológico. son cuadros para divertirse mirando a un ser. son seres transparentes en el sentido de que no ocultan lo que sienten. a veces simbolizan algo relacionado con nuestra humanidad: antes quería mostrar que somos animales, en otro momento que sentimos tristeza. otras que podemos estar contemplando o pensando algo. que somos sensibles.
  • explicación para un amigo artista: el retrato en el contexto de lo fantástico, por las deformaciones más que nada. aprovechando la maleabilidad del género y del óleo. uso los contrastes para buscar equilibrio, balance de fuerzas. busco cosas en las manchas, expresiones en los trazos o al revés, no sé bien. las imágenes preferidas o seleccionadas son las que aluden a una alegoría para un predicamento humano, la mujer en el arte, en la sociedad. estereotipos o intentos de retratos fuera del estereotipo. no hay significado unívoco, es obra abierta. pero es abierta más que nada porque escapa de los consensos. pero tampoco tiene un discurso de ruptura, a esta altura de la historia del arte ya no tiene sentido hablar de eso. es obra personal, para mí, a partir de mí. es lo que yo quiero ver en mi casa, en la casa de amigos. no en una galería como comentario sobre arte. me gustaría verla en una galería sólo por el espacio blanco y la posibilidad de ver cómo se ven los cuadros juntos. creo que es más probable que me rente un lugar para eso que que logre que un galerista me de un espacio. no soy nadie en el mercado. seguido pienso que es mejor así. creo que algo de reconocimiento me va a echar a perder para siempre. 
  • explicación para curador: obra personal. no política. no social. pintar por pintar. el proceso es lo más importante para mí. pintar es más importante que la obra. son intentos de figuración, sin huirle a la ilustración. No desprecio lo juvenil, pinto para las niñas. Me acerco a lo gráfico o abstracto, controlo lo expresionista. Soy colorista, con referencias new age. mi pintura no es un comentario sobre la pintura ni sobre el arte. mi pintura es un sillón de psicólogo desde donde contemplar nuestra existencia.
  • explicación para vecino: pinto mujeres, con mucho color. cuadros medianos a buen precio. 
  • explicación para mi abuela: son mujeres. algo raras y serias. trato de que se vean pensantes.
Ahora voy a decir algo más allá de lo obvio. lo que estoy haciendo ahora desde que llegué a Oaxaca. creo que lo más importante es que retomé el óleo. las texturas y los colores que estoy logrando son más vivos, definitivamente. el plástico no se compara con el óleo en el momento en que se seca. Pintar al aire libre, agarrando partículas de polvo y sintiendo cómo la tela se mueve con el viento. Hay una luz brillante que compite con mi cuadro, tengo que mover mi atril para ajustar mis ojos pero es una batalla perdida, pinto cegada por el paisaje, los cerros y el cielo.
Y... estoy buscando paletas que me satisfagan y es una guerra entre los colores chillones, secundarios complementarios, contra grises. estoy buscando grises pero al encontrarlos no me satisfacen. estuve buscando combinaciones de colores vivos con grises, como naranjas y morados, y quedó algo bueno. pero luego de ese cuadro Volantín, ya no pude repetir algo similar con otros colores. no me lo propuse tampoco. cada cuadro es un proyecto nuevo, tiene relación con el anterior pero es otro paso, otro compás.

el proceso va por capas. hago un dibujo que generalmente parte de mi libreta de dibujos, que modifico para el formato del cuadro, pero que retiene los aspectos formales. puede que el ánimo, el mood del dibujo cambie cuando pasa al cuadro porque va a depender de mi estado de ánimo. y es que cuando defino el personaje central que es el que sostiene la razón de ser del cuadro, siempre lo hago coincidir con mi ánimo. no es que quiera reflejar un estado de ánimo en particular, como diciendo, ahora quiero hacer un personaje triste. es más una búsqueda de un personaje que haga eco de mi estado emocional, pero que también tenga algo nuevo, algo que yo no tengo. por eso digo que mi pintura se parece, aunque no tengo idea en realidad, a la construcción de un personaje. por otro lado, no sé si lo que acabo de explicar sea todo lo que ocurre cuando empiezo un cuadro. de hecho creo que no. 

cuando empiezo un cuadro es como empezar una búsqueda de algo que me satisfaga a nivel emocional. puede que sea algo bello de ver. a veces dura dos o tres días, una semana a lo más. luego me aburre. generalmente espero a ver cuánto dura mi enamoramiento. a veces antes de que me aburra lo cambio. a eso le llamo disciplina. y luego puede que a la segunda capa de intervención ya tenga algo muy atractivo pero nuevamentee sé que voy a tener que dejarlo ir. borrar, tapar, editar, cambiar es a lo que me he acostumbrado a hacer. para mí lo bello rápido no es suficiente. tiene que tener por lo menos 5 y hasta 10 sesiones incluyendo algunas en que borro todo y dejo algo mínimo que me recuerda lo que ha pasado. cuando cambio el fondo tengo que ajustar el personaje. y viceversa. no quiero que sea algo bello fácil, quiero que sea complejo, extraño y con muchas posibilidades de interpretación. la imagen que busco cada vez es una que no es fácil. pero que tampoco es tan difícil para relacionar con algo familiar. quiero que sea misteriosa, pero ni tanto. sí quiero que sea atractiva, obvio, pero no quiero que sea fácil. y esos dos aspectos son contradictorios, o por lo menos no vienen, convencionalmente hablando, juntos: lo complejo con lo atractivo. 
creo que quiero que la imagen dé que pensar y al mismo tiempo entiendo que no hago nada para que eso ocurra porque no creo que tenga sentido hacer pintura para hacer pensar. 

a veces siento que cada cuadro es un campo de batalla entre todas la ideas que en ese cuadro se exploraron para ser un cuadro. no es algo lindo, no puede serlo, no es únicamente algo estético, o lo estético por lo menos no entendido como algo carente de inteligibilidad, de algo analogable. no hay certezas y yo no soy alguien que se sienta cómoda con la incertidumbre. soy crítica. a veces abrazo eso a veces lo detesto. y  creo que eso queda en el proceso. de todas las formas y colores explorados y criticados queda un compromiso, queda lo mejor que pude hacer con una idea inicial que ya casi no se puede ver en el cuadro. cuando el cuadro me sorprende porque es algo que no planeé pero que tampoco es accidente, me deja satisfecha. 
el cuadro nace, crece, se equivoca, madura y muere. lo que vemos al final es el momento de la muerte. puede que muera feliz o muera triste. pero ya murió para mí.
o ya nació y está listo para el mundo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario