23.8.17

Sobre ilustración y su mercado

"Allá las mujeres llevan las cosas en la cabeza"
mixta digital, tamaño legal
Mención honorífica FILIJ 2014.

Estábamos en Huatulco, en la Crucecita, sentados tomando desayuno en un portal cuando vi pasar a una mujer correosa y determinada con una bolsa de limones o quizás guayabas, en la cabeza. Caminaba sin afirmarla con las manos como lo saben hacer algunas mujeres en Oaxaca. Admiré su estilo. Había orgullo, imaginé, y naturalidad, eso ni qué. Pero qué lección de poder, de performance y vida todo en uno, de arte total, etc. Y pensé, tengo que hacer una imagen con ella, tiene potencial de mensaje. Y es que para las ilustraciones sí que concuerdo con Acha cuando dice que tiene que haber un mensaje.

El mercado de la ilustración está empezando en México. Y quién sabe si alguna vez levante. Si existe, es un mercado clasemediero intelectual que compra a sus hijos cuentos ilustrados después de que se ha gastado el dinero en juguetes electrónicos, ropa, telefonía, gasolina y comida chatarra. Es una burbuja en el sur del DF y ya. Pero bueno, había que intentarlo.

La  imagen de las mujeres llevando cosas en la cabeza quedó como personaje central entre mujeres que llevan otras cosas en la cabeza, en esta imagen que presenté para el catálogo de ilustradores de la feria infantil y juvenil que se hace todos los años en el DF, organizada por la máxima entidad cultural de la nación.
Pensé que con estar en el catálogo tendría muchas ofertas de trabajo. Sólo tuve una, para ilustrar un libro de una editorial pequeña que pagaba mal. Estas son algunas de las ilustraciones que conformaron el libro de cuentos, hechas también con técnica mixta digital:






El proceso de digitalizar dibujos hechos a mano y texturas hechas con todo tipo de materiales, no es tan sencillo como para pensar que no valen lo mismo que un trabajo análogo. Es una nueva estética que no tiene el encanto, podría pensarse, de lo hecho a mano. Muchos ilustradores trabajan así, con mayor o menor manipulación digital, y hacen cosas maravillosas. No digo que la mía lo fuera, pero esto de tener que hacer trabajos por encargo es una tarea muy desgastante. El cliente siempre tiene la razón o no tienes trabajo.

Lo que se ve bien en la pantalla no necesariamente queda bien impreso. Y con esta excusa o razón es que la editorial decidió no usar mis ilustraciones y en cambio se fue con éstas:

Imagen relacionada

Resultado de imagen para editorial armella xaratanga

Así pasó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario