7.8.11

paisaje 1: del dibujo a la pintura



Paisaje 1 | óleo sobre tela | 84 x 48 
Una paleta reducida de morado, rojo óxido y verde hecho con azul thalo y amarillo cadmio, todos más o menos en el mismo tono blanquecino que opaca todo y que no me gusta, pero que me sirve para ver esto como una primera capa nada más para definir los contornos de las cosas, el cuerpo y la vegetación fantástica. (Uno más para la serie del medio ambiente). Voy a buscar en varias capas o niveles de detalle el cuadro final, para hacerlo más rico, más importante si se quiere, por que el tema es importante. ¿Cómo puedo decir que hay que cuidar el medio ambiente, si todo lo quiero rápido y sin esfuerzo?
El tema: las manos vacías y la naturaleza es víctima o testigo. El árbol y el origen del mundo están unidos por el mismo símbolo del amor. Cursi pero cierto: la naturaleza y nosotros somos interdependientes. El sentimiento de la figura es distinto del de la pintura y puede quedar así dramático, o puedo cambiarlo a misterioso, o neutro. Eso lo puedo decidir más adelante.

Del dibujo al color sin construir volúmen, para explorar el color solamente. Los otros dos cuadros que estoy pintado (la enredadera y ahí viene la sangre) exigen un trabajo de modelado y detalle que me dejó en una desacostumbrada relación con el color, como si no pudiera colorear y moldear al mismo tiempo. Me pregunto si la técnica mixta (Mische), en la cual se trabaja de manera separada el moldeado y el color local, se inventó precisamente para tener un método que respondiera a este problema de perder el control del color por estar aplicando sombras y luces.

1 comentario: