14.6.11

ejercicio digital - composición y juego




Ejercicios de composición realizados en Photoshop. El objetivo era ubicar estos personajes en posiciones que aludan a relaciones y crear composiciones como en una "puesta en escena". Algo muy lúdico por cierto, que todos hacemos cuando niños cuando jugamos con figuritas o muñecas.

En el comienzo de este estudio sobre la gráfica de los cómics desde la pintura, su composición y mensajes, voy viendo que una traducción de la gráfica del comic a la pintura puede tener sus limitaciones como también puede constituir descubrimientos. Pero en general cuando algunos pintores* realizan este mestizaje, su obra queda en un limbo entre ilustración y pintura. La ilustración está más cerca de lo comercial, y las obras tienen el aura de algo fácilmente reproducible, de temática menos seria o infantil e inmadura que tal vez sea aplicable a un producto para jóvenes o adultos con espíritu infantil. El arte fantástico tiene muchos elementos de este territorio híbrido, en lo que se refiere a la creación de un mundo imaginario y personajes dentro de una historia como también en relación a las técnicas empleadas.
El estudio de la gráfica del cómic desde la pintura me lleva a pensar sobre las jerarquías en el arte. Lo que se considera arte y lo que no es considerado así por un criterio de relación con otra forma de expresión, como lo es la literatura y en especial las historietas, que me hace pensar en matrimonios de personas de distinto origen. Se podría decir que el arte fantástico transita este territorio y la pintura de este género apunta a una diversidad que va dejando atrás actitudes segregativas de la misma manera como hablar de razas entre seres humanos en la actualidad no tiene sentido.

Volviendo a estas pinturas que muestro aquí: para la composición recurro a una ilusión del arte clásico: lo cercano y lejano por medio de un horizonte. No me satisface por lo siguiente: creo que se pierde el objetivo de representar individuos y sus emociones. Me parece que una sola figura puede decir tanto como dos y tres. Sin embargo, mirando nuevamente estas imágenes retocadas se hace evidente, simplemente por acumulación, que hay una intensidad con las miradas de los personajes, que se ven casi inquisitorias, hasta expectantes de algo. El tema de exploración que veo aquí es sobre la comunicación entre el personaje y el espectador, sobre esa mirada abierta, inequívoca y directa que alude a un mensaje. La capacidad de los seres humanos de comunicarnos con ideas y pasar mensajes no está reflejada entre los personajes, sino entre el personaje y el espectador. Estas opciones que hay en el retrato de personajes, su mirada al espectador o hacia otro lado dentro o fuera del cuadro son temas que es necesario abordar al momento de pensar en una composición. Cuando el personaje de una historieta nos mira directamente en medio de la historia de la cual no somos parte se produce una emoción adicional y en medio de esa emocionalidad uno como espectador queda obligado a pensar, a participar del dilema del héroe.

Retomando el objetivo de definir el arte fantástico:¿cómo se diferencia del arte figurativo? Al parecer la diferencia está en que el arte figurativo lo que hace es representar, y nos muestra imágenes conocidas, nada más. Y en cambio, el arte fantástico representa un mensaje o un concepto que más que emparentarlo con el diseño gráfico lo vuelve misterioso. ¿Qué tipo de mensaje nos quiere comunicar la pintura del género fantástico?

Ya para finalizar esto escrito, quiero decir que este discurrir que he mostrado aquí, que surgió a partir de mirar las imágenes que yo creé, me ha permitido pensar sobre varios temas que me interesan de la pintura y el arte en general. Y he podido acercarme a ver algunos temas de investigación, plásticos o no, con base en una experiencia plástica. Esto es a lo que me refiero con Pensar Pintando que mencioné en el 1er ensayo. Se parece a un acto de proyección en donde es posible que no pueda explicar cómo se relaciona lo que veo con lo que voy discurriendo y es posible argumentar que solamente veo lo que quiero ver. Hasta que interviene el espectador, que es el lector de este escrito, y participa conmigo en la discusión.

*les debo los ejemplos que aparecerán en la presentación en PP el viernes 17.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario